Los primeros pasos en el mundo del golf

Hasta hace unos meses el golf estaba lejos de lo que consideraba deporte. Al menos en su parte amateur, pues en la vertiente profesional tenía claro que meter una minúscula bola en un pequeño agujero a muchos metros de distancia no podía ser nada fácil. Pero la vertiente amateur no la tenía tan clara, me parecía más un jueguecito para mayores con mucho tiempo libre que un deporte.

La cosa comenzó a cambiar habrá un par de meses, por primera vez pisé un campo de golf para “tirar unas bolas” en el campo de prácticas. La primera impresión confirmaba mi concepto del golf: chorradas para mayores con tiempo libre.

Días más tarde una conversación con un compañero de trabajo sobre como había que tirar, como había que colocarse, etc. picó mi curiosidad y decidí volver al campo de prácticas, a estas alturas ya me habían dicho que no podía pisar el campo hasta que no supieses jugar.

En esa segunda visita al campo comencé a darme cuenta de algo que llamó aún más mi atención: a pesar de que soy un chico joven que hace deporte con frecuencia era incapaz de lanzar más lejos que un hombre que debía rozar los 60 años y que se encontraba practicando a escasos metros de mi.

Lo que más me llamaba la atención era el sonido de su palo, su tiro tenía un sonido parecido a un látigo cuando corta el viento y yo era incapaz de hacerlo. Además el sonido cuando su palo impactaba con la bola era limpio, suave, digamos que sonaba bien. Por más que lo intenté no conseguí arrancar ese sonido de mis tiros.

Creo que eso fue lo que me llevó a plantearme ir a clases de golf. Paralelamente un compañero de trabajo me comentó que estaba preparando con unos amigos un torneo de golf, ese fue el empujón final. Cuando quise darme cuenta mi competitividad había tomado el control y ya estaba pidiendo apuntarme.

En ese punto es en el que me encuentro ahora, hoy he recibido mi cuarta clase de golf y espero poder tener dentro de poco el handicap que me permita salir al campo y poder competir con otros golfistas.

En cuanto a mi visión del golf, ha cambiado radicalmente, exige coordinación, cierta condición física, una buena situación geoespacial del propio cuerpo y sobre todo mucha técnica. Pero sobre todo el golf es un deporte que engancha.

Por cierto, tengo un profesor que es un crack, con cuatro clases ha conseguido que algunas veces, más bien pocas, consiga arrancar ese sonido del palo cortando el aire y ese “tit” particular de cuanto la cabeza del palo golpea correctamente la bola.

Fin de semana de Fórmula 1 en el Circuit de Cataluña

En primer lugar quiero agradecer a toda la gente que ha trabajado en la organización del 53 Gran Premio de España Telefónica de Formula One 2009 en el Circuito de Cataluña, y en especial a su director Ramon Praderas y a la secretaria de dirección Elisenda Bertran, por la atención prestada durante mi estancia para disfrutar en directo de la Fórmula 1. Lo cierto es que han estado pendientes en todo momento y es muy de agradecer su hospitalidad, máximo si tenemos en cuenta la enorme carga de trabajo que supone asegurarse de que todo sale bien cuando se organiza un Gran Premio de Fórmula 1.

Vaya por delante que poder disfrutar de la F1 en directo es una experiencia que todo el mundo debería probar, las sensaciones que se experimentan en un circuito no son comparables ni remotamente a verlo por televisión. Y desde luego el Circuito de Cataluña ofrece un marco increible para un fin de semana para el recuerdo. Eso si, si os pasa como a mi que me gusta escuchar el sonido de los monoplazas en vivo y no usais tapones os pasareis unos días medio sordos, pero merece la pena.

De las cosas que más me han llamado la atención de asistir al Gran Premio de España 2009 puedo salientar el calor de la aficción de Fernando Alonso, a pesar de que este año no están saliendo las cosas como se esperaba en pretemporada (parecia que el Renault sería más competitivo este año), la gente sigue allí animando y apoyando al bicampeón. Y es algo que el asturiano agradece, así como otros pilotos fueron mucho más esquivos con los aficcionados, él siempre estaba pendiente de saludar a los aficionados a sus entradas y salidas del paddock.

Desde luego el slogan de este año del Circuit, “La emoción es venir”, es de lo más acertado, lo más emocionante del Gran Premio de España es poder estar allí. Y a pesar de que la televisión hace parecer que los monoplazas pasán bastante lejos de las gradas, lo cierto es que están a escasos metros, lo que redunda en esa sensación de velocidad que ofrece la Fórmula 1. Podeis ver las fotos en mi galeria de Flickr, no están todas las iré subiendo poco a poco estos días.

En Twitter el 13-05-2008

  • Buenos días #
  • Leyendo feeds … #
  • Me voy para el gimnasio, espero que no me llueva que hoy voy a estrenar la bici que me compré ayer. #
  • En el trabajo, a salvo de los coches. Circular por A Coruña en bici a las 8 de la mañana es un deporte de riesgo. #
  • Al gimanasio #
  • Actualizando mi Fedora, esto lleva su tiempo #
  • Sigo actualizando Fedora y aprovecho para escribir algo en el blog #
  • Voy a cotillear en los feeds, a ver si me entero de lo que esta pasando #